¿PORQUÉ NIEGO MIS ERRORES?

¿Porqué negamos nuestros errores?




La mayor parte del tiempo es más fácil irnos por el camino menos complicado y ...

Más cómodo para negar todos los defectos y errores que tenemos como persona, sin embargo esto se puede volver hábito o manía para no aceptar lo que verdaderamente somos.

Cuando no aceptas el como de verdad te comportas con todas las personas con las que tienes sentimientos negativos, no estás aceptando las acciones que realizas y es más fácil para ti negar lo que haces o cambiar la versión de las cosas que hiciste a tu favor.

Cuando eso pasa, entras en una zona de confort y prefieres estar mejor así porque en la mayoría de las veces, tienes miedo de confrontarte contigo mismo y sientes que puedes perder muchas cosas que has ganado con el paso del tiempo, sin embargo, no logras crecer como persona y caes estancado en tu crecimiento como ser humano.

Pueden ser el miedo a mostrarte como eres o sentirte vulnerable y no quieres sentirte así, o te sientes mejor diciendo mentiras a los demás creyendo que te vas a sentir mejor, sin embargo tú eres a la única persona a la que engañas, porque engañarte es devorarte a ti mismo cayendo en un hoyo emocional.

Cuanto más sigas diciendo mentiras, actuando mal y hablando bien de lo que haces, no tendrás crecimiento alguno y caerás en un proceso de estancamiento personal que puede durar años o quizá hasta décadas. Esto suele pasar porque no nos damos cuenta y perdemos poder de consciencia para poder vernos a nosotros mismos.

Con tanto bombardeo de información negativa, las personas también han perdido la capacidad de reflexionar porque en su mente gravitan banalidades, angustias y todo tipo de pensamientos negativos que no les permiten meditar sus acciones.

El ser humano por lo general tiende a tener más defectos y errores en sus acciones que virtudes y aciertos, esto está totalmente comprobado y es por eso que es necesario siempre estar trabajando tanto en las acciones como en los pensamientos.

Un gran porcentaje de las personas actúa de forma visceral y reacciona negativamente a las situaciones del entorno, otro gran porcentaje no actúa y no se mueve, quiero decir que es tanta su indiferencia que ignora en extremo al grado de que la mayor parte de sus acciones se vuelven indiferentes.

Precisamente el Desarrollo Personal te ayuda a poder darle equilibrio a tu mente y no moverte en la vida en base a los extremos, conozco personas de edad madura que piensan y hablan como mayores, sin embargo actúan como niños en situaciones donde tendrían que comportarse como personas adultas.

Para que puedas tener un progreso en tu crecer como persona, para que puedas lograr elevar tu nivel de madurez en términos de poder comunicarte con familiares o personas, es necesario primeramente conocer perfectamente tus defectos y errores identificándolos con un alto grado de consciencia.

Ese es el primer paso, el segundo es aceptar cada defecto que tienes frente al espejo e ir trabajando todos los días en cada uno, por ejemplo si eres mentiroso, trabajar a cada día en decir menos mentiras, si eres egoísta, trabajar en compartirte con las personas y compartir lo que tienes, y así sucesivamente.

El segundo paso es meditar más contigo mismo al final del día, para que te des cuenta donde fallaste, donde gritaste, donde perdiste control de tus emociones y pedir disculpas lo más rápido posible. Una situación negativa puedes darle solución si pides una disculpa lo antes posible. Créeme que te lo digo por mi experiencia propia.

Sácale jugo a tus errores, viendo que es lo que te deja de enseñanza, como poder actuar de mejor manera y así tener un mayor progreso en tu vida.

Cuando identificas uno de tus defectos, cuando aceptas que te equivocaste, le bajas a la soberbia y ganas puntos en humildad, esta actitud es invaluable.

Identificar, aceptar y reconocer son los 3 pasos más importantes para darte cuenta de lo que hiciste mal, de cuando obraste con mal intención o cuando te comportaste de una forma que quizá después sentiste un poco de arrepentimiento.



Nada ganas con encubrir tus errores, nada ganas con disimular tus defectos, siempre será lo más conveniente aceptarte tal y como eres, mostrarte de forma auténtica y trabajar mejorándote continuamente equivocándote con humildad y aprendiendo de ello.

Negar tus errores, negar tus defectos solo te irá alejando poco a poco de las personas y creo que eso es un poco triste. ¿No crees?...

Acepta tus errores, pide una disculpa y trabaja en poner tu enfoque en actuar a favor de tus virtudes, a favor de tu pensamientos positivos, a favor de una actitud libre de juicios.

Asumir tus errores, es asumir una responsabilidad de manejarte correctamente en lo que respecta a tus emociones y forma en la que piensas, es un punto de poder si lo sabes manejar.

Todos guardamos memorias dolorosas por acontecimientos que sufrimos a través de la vida, sin embargo, es necesario sacar fuerza interior y enfoque positivo para saber actuar sanamente.

Lo negativo, la indiferencia y la violencia generan más de eso y cuando una persona llena sus acciones con estos defectos del ser, atrae más de eso a su vida.

Por favor, nunca niegues tus errores, trabaja en ellos, eres una persona mucho más valiosa cuando lo haces; una disculpa y reivindicando la acción será la única solución para poder crecer.

Aprende a perdonar, aprende a equivocarte sin enojarte, también perdona y acepta lo que en verdad eres, sólo así lograrás ser una extraordinaria persona trabajando en ti misma.



Que tus errores sean parte de tu motivación para ser más y no tus excusas para ser menos.

Un abrazo
Cuauhtémoc Maciel