VIVE EL PRESENTE

Tu vida es lo que haces hoy



Un punto de vitalidad en tu vida es vivir el presente....
Lo único que todos tenemos y lo que tú tienes ahora es el presente.  


¿Qué tanta es la paz mental que tienes en este momento?...

¿Conoces que tanta es tu efectividad personal?...

Ambas dependen de que tan capaz seas de vivir el presente, de vivir el ahora.

El hoy es independiente del lo que haya ocurrido ayer y de lo que pudiera pasar mañana. El ahora es el punto en el que te encuentras en este momento, en el punto en el que hoy estás leyendo esto acerca de vivir tu propio presente, sin restricciones.

Conforme a esta perspectiva, la clave de sentirte mucho más satisfecho y generar felicidad en ti, es que estés consciente de fijar tu mente en el presente.

Un simple ejemplo de acuerdo a este punto en particular son los niños.

Una de las características maravillosas de los niños pequeños es que el presente, los absorbe totalmente, en el sentido de que consiguen involucrarse por completo en lo que hacen, son creativos y lo disfrutan de una manera excepcional.


Realizar un castillo de arena, hacer un dibujo  y para mentes de niños un poco más evolucionadas, jugar ajedrez. Cualquier cosa en la que decidan canalizar el foco de sus energías.

Al crecer y llegar a una edad adulta, aprendemos o comenzamos a aprender el arte de la angustia, nos empezamos a angustiar por una multitud de cosas. Permitimos que los problemas del pasado y la incertidumbre del futuro golpeen nuestro presente inhabilitándonos en muchos momentos de nuestra vida.

Comenzamos a posponer la alegría en nosotros, los placeres que deberíamos generar en el vivir del día a día, haciéndonos a la idea de que algún día... todo marchara mejor que el ahora.

Las creencias negativas, son causas de que no vivamos con enfoque e intensidad nuestro presente, las culpas, las interrogantes, el miedo al futuro y las memorias del pasado no te permiten vivir el hoy.


En ejemplo de como vivir tu presente son los boys scouts, una bella organización que forja a los jóvenes a ser exploradores, a poder vivir el presente mediante una filosofía de vida y hermosos campamentos donde aprenden a vivir cada día con mucha alegría e intensidad.


El jóven de la preparatoria piensa...

Qué feliz seré cuando llegue el día de mi graduación...sin embargo entra a la Universidad y dice:

Qué feliz seré cuando esté a punto de terminar y titularme como universitario...

Llega el día de la titulación y dice...

Qué feliz seré cuando viva de manera independiente en mi propio espacio lejos de mis padres...

Así siguen pasando años y años y sigue posponiendo esa felicidad en su mente porque decide ser feliz cuando vuelva a posponer su felicidad, sin embargo esa felicidad no llega por decide posponerla.

Recuerda que la felicidad es una decisión, un enfoque del presente para vivirlo con mayor entrega e intensidad descubriendo el placer de vivir.

El hoy tú lo haces, pero todo dependerá de que tanta entrega le darás a cada momento de tu vida, sin vivir ausente, ocupado o distraído todo el tiempo.

Nunca te dediques a planear un futuro maravilloso que nunca llegará en base a posponer constantemente tu felicidad o alegría de vivir. Lo que se necesita para ser feliz es involucrarse en el presente, en el hoy mismo y estar ahí.

No pospongas la convivencia con las personas que más te importan en la vida, porque cuando no las tengas quizá te puedas culpar de no haberlas disfrutado más tiempo.

El disfrutar la convivencia con las personas que mas te importan, se le llama tener una buena calidad de vida. Ok, el dinero es importante, pero va y viene, las personas no.

Vivir el ahora es expandir nuestra consciencia para vivir más placentero el momento de nuestras vidas. En este video, te comparto un poco más, acerca de vivir el ahora.



Un Abrazo
Cuaumaciel