SOBRE LA TRANSFORMACIÓN PERSONAL












Lo que pienso acerca de la Transformación Personal         
En mi opinión personal... la transformación personal es sin duda...

Quiero compartir contigo lo que pienso al respecto...

Para mí, es un proceso que vas desarrollando a través del tiempo, más que un cambio de mentalidad, es un cambio de corazón...


¿Porqué?...


Porque necesitas desearlo y utilizar toda tu fuerza de voluntad...


El poder de voluntad... para poder construir tu transformación, porque te construyes a ti mismo cuando ayudas a otros y te ayudas.


La transformación para ti...


¿La quieres realmente?...


Para que cambien los demás, necesitas cambiar primero tú, porque tú también eres un líder... si tú lo quieres ser.


Puedes ser líder en tu familia, en tu trabajo, en la escuela, en tu negocio...


El ser líder no sólo te va transformando a ti con las buenas acciones y decisiones que tomas, sino también te permite ir desarrollando personas con tu ejemplo.


Pon a trabajar tus mejores talentos y habilidades que Dios te obsequió...


Recuerda que cada día es una oportunidad....


Es un regalo...


Cada día es único y de ti depende hacerlo especial abriendo tu mente en lo social, en lo emocional y en lo espiritual.


Recuerda que los principios transforman vidas...


Muchas veces existen personas que el enfoque especial que le dan a sus momentos del día, pueden ser en base a lo que están viviendo...


Sin embargo, de ellas depende transformarlo a positivo, de esas enseñanzas y lecciones para actuar mejor las siguientes veces.


Cuanto te levantes o cuando estés camino a la escuela, a tu negocio o trabajo recuerda que el tiempo es un recurso natural no renovable, no se detiene y solamente tu podrás saber si lo estás aprovechando o lo estás desperdiciando.


Investiga en profundidad y más allá para que puedas descubrir de ti y lo que puedes hacer.


El tiempo siempre irá hacia adelante y cuando hayan pasado 10, 20 o 40 años mirarás atrás y dirás... 


¿Qué hice todo este tiempo?


¿Estuve perdido?


¿Fui egoísta?


¿Qué fue lo que que me perdí?


¿Qué fue lo que hice... o dejé de hacer?


Esto te lo comparto para que puedas entrar en una reflexión o meditación de tu vida si así lo prefieres... sin embargo este tipo de preguntas nos llevan precisamente a hacer cambios en nuestra vida.


Cambios positivos.


Porque la transformación se va logrando con cambios pequeños, pero sostenidos que te lleven a actuar con mayor balance en tu vida y que tus acciones sean de mayor valor para el mundo.


No soy coach ontológico, ni soy experto en Desarrollo Personal, pero si puedo decirte que al hablar de este tema y escribir estas publicaciones en esta web, me causa mucha pasión y felicidad.


Me causa satisfacción el que puedas leerlo y pueda ayudarte a sumar a tu vida.


El que te sea útil y te ayude a implementar lo que haya que aplicar.


Para que puedas ser un agente de cambio, un líder familiar o un emprendedor social... que seas punta de lanza y cambio para otros... porque somos un espejo y cuando actuamos de manera correcta lo reflejamos y brillamos dando brillo a otros y liberándolos de sus miedos e inseguridades... y así también ellos puedan brillar.


La transformación comienza desde tu casa, marcando la pauta, aplicando a cada día esfuerzo y sacrificio a mejorarnos como personas, a pesar de cualquier circunstancia y persona negativa que gire alrededor de tu vida.


¡ Vuélvete gradualmente más grande o mejor !...


Pero necesitas desearlo...


Ten en cuenta que la vida es un proceso...


Y ese proceso depende de tu temperamento, de tu autocontrol y el poder de tu fuerza interior.


Deja de juzgar y prejuzgar...


Deja de emitir juicios...


Deja de criticar...


Busca cambiar ese enfoque negativo... por uno que sea propositivo.


Comienza por ese cambio interior que te llevará a tener un mayor entendimiento y mayores beneficios...


No solo para ti...sino para los que están a tu alrededor.


Los pequeños cambios te llevarán a tu propio proceso.


Todos hemos sembrado malos actos, sin embargo podemos decidir cambiar poco a poco, para ir poniendo nuevas semillas que hagan un cambio sustancial en nuestras vidas.


Todas las personas tenemos grandes virtudes y muchos defectos, pero cuando voltees a ver una persona, mírala de forma positiva para que ella se sienta a gusto contigo.


Porque si no lo haces, estarás mandando un mensaje al universo, y el universo te mandará exactamente lo mismo que tú estás haciendo.


Sin embargo... cada día que aprendas algo nuevo, que marques una diferencia positiva, agregues valor o ayudes a alguien... estarás transformándote cada día... por ser alguien mejor.





Y eso... le agrada a Dios.


Solamente recuerda esto...


La transformación personal... 


Depende de ti.


Con Respeto.

Cuauhtémoc Maciel