EL PODER DE LOS PEQUEÑOS ESFUERZOS

El poder de los pequeños esfuerzos
¿Crees que hay poder en ellos?...

Toda persona puede trazar metas, toda persona lo vé fácil, sin embargo la parte más difícil está en el día a día... en la lucha diaria.


El poder de concretar una meta grande que te has propuesto se encuentra principalmente en los pequeños esfuerzos que haces a cada día, en la fuerza de voluntad que tuviste para tomar decisiones y continuar con el siguiente paso a pesar de que duela.

O también de las circunstancias y de toda adversidad e imprevistos que se te presenten.

Pequeños esfuerzos realizados de forma constante producen grandes resultados, pequeñas luchas que al ir sumando varios momentos, se hace la lucha del día, cuando nos ponemos en acción y buscamos a toda costa el poder terminarlas en un plazo corto de 8 horas o posiblemente 12 horas.

Es ahí donde muchos... pero muchos... bajan sus brazos... claudican o en palabras más simples... se rinden sobrepasados ante los desafíos que tienen por delante.

La idea de tener que hacer quizá... grandes cambios... nos inmoviliza.

La idea de analizar desmenuzadamente las cosas... quizá... nos produce parálisis.

La idea del tener que hacer... nos produce una obligación.

Sin embargo...

Todas estas ideas que nos saltan a la cabeza son solamente creencias negativas y destructivas que se producen en tu mente y te llevan simplemente a no actuar.

Una suma de pequeños esfuerzos nos llevan a un esfuerzo de cada día y una suma de esfuerzos diarios nos llevan a un poder mayor... 

El de conseguir ese sueño o esa meta anhelada.

La clave es actuar...

Es no pensarle tanto en hacer las cosas...

En preguntarte:

¿Qué consecuencias te traerá si no actúas?

¿Qué necesitaré para alcanzar mis objetivos?

¿Qué es lo que me pasa cuando no me esfuerzo?

Son preguntas clave que te llevarán a sacarte de la inercia y a buscar lo que quieres.

La clave para lograr un cambio está en llevar a cabo los pequeños esfuerzos, además esto es algo que tiene que ver con la motivación que tengas y si estás cumpliendo con algún propósito en especial.

La cómoda rutina no es buena consejera, arriesgarte y esforzarte te llevará a lograr más de lo que habías pensado.

Pequeñas acciones realizadas de forma continua te ayudarán a alcanzar lo quieras....

Los pequeños esfuerzos te mostrarán la ruta...

A alcanzar tus sueños.

Con Aprecio
Cuaumaciel
Un Abrazo.