JAMÁS TE QUEJES









Jamás te quejes
Quejarse de todo trae efectos negativos... 



No sabes lo perjudicial que es gimotear, quejarse o lamentarse con la mayoría de las personas con las que te relacionas, ya que atraes hacia tí, un descontento hacia tu pareja o familia que con el paso del tiempo se pueden convertir en mucha discusión o un retroceso en la comunicación con los tuyos.


Nunca... jamás te quejes...

Quejarse a cada momento de las cosas que te pasan o de la situación, incluso de cualquier circunstancia en la que te encuentres solo te traerá más penas y efectos negativos.

Mucha gente no lo sabe, pero quejarse es de entrada, una falta de respeto a la persona que está escuchándote.

Sin embargo, cada persona interpreta de diferente manera lo que escucha.

Tú primeramente, lo que dices y la persona que está frente a ti, lo que te está escuchando decir, porque de entrada al estarse quejando con ella puede entenderla como una reclamación de tu parte.

Si lo toma de esa manera hay una posibilidad de que no te siga escuchando y se aleje de inmediato.

Y la persona que sentirá mal... serás tú.

En el trabajo una persona que se queja de todo la comienzan a etiquetar y nunca la tomarán en serio, hasta el grado que en trabajos de equipo no la incluirán porque saben que ella se quejará todo el tiempo.

Y para personas que les gusta trabajar en equipo, se vuelve un fastidio para ellas.

Nunca te quejes porque si te quejas de cualquier cosa, de la situación, de algo que hay que hacer o que se te complica llevarlo a cabo... lo único que estarás demostrando es una incapacidad, negatividad y muchas dudas de tu parte.

Al traer muchas dudas, también es posible que puedas generar incertidumbre en los demás.

Cuando tu queja es de un nivel muy grande, te volverás incompetente para solucionar los problemas o todo desafío que se te presente en la vida.

Entre más te quejes, tu cerebro pierde la manera de enfocarse y encontrar alternativas para poder subsanar ese problema en especial.

Después esa voz interior en tu mente, se hará más evidente, al hacerle caso... te dirá que no se puede hacer o que es imposible resolverlo.

Cuanto te quejas persistentemente con tus amigos, conocidos, familiares, con tu pareja o con tus compañeros de trabajo...lo que en verdad les estás diciendo es que te sientes bloqueado y todo lo demás que salga de tu boca solo serán excusas y pretextos para no hacer las cosas por ti mismo.

Recuerda que quejarte no te llevará a ninguna solución... ni te hará mejor ante los demás.


Y lo que puede pasar que al estarte quejando... se pueda convertir en una discusión acalorada poniendo en riesgo de perder esa relación.

Quejarse demasiado, puede molestar o no parecerle a los demás lo que les estás expresando.


Además...

Cuando se busca en Google, los sinónimos de quejarse... 

El buscador... nos arroja estos resultados:


Imagínate...

Tu fortaleza interna se despliega... 


  • Cuando dejas de quejarte
  • Cuando pones de tu parte
  • Cuando te enfocas en el problema 
  • Y pones manos a la obra 
Y entonces... tu fuerza interior paulatinamente...

Comienza a crecer. 

Lamentarse es dejar de vivir.

Este secreto de poder interior lo podrás encontrar más completo...en mi libro los secretos de la fuerza.











Con Respeto y aprecio 
Cuaumaciel
Un Abrazo.