¿VA ACOMPAÑADA LA SUERTE?


¿Va acompañada la suerte?
La suerte te llega sola... o va acompañada de otros elementos...

Muchas personas con las que te topas a lo largo de tu vida y platicas un poco con ellas, te vas dando cuenta que al despedirse te dan sus buenas intenciones con esta palabra:

¡Suerte!

¡Que tengas suerte!... Adiós.

Y sé que lo hacen con con buenos deseos, como expresando precisamente... sus buenas intenciones.

Y yo lo agradezco, porque me ha pasado decenas de veces.

Pero la suerte no existe.

Existe solamente la buena suerte y esa está acompañada de un gran grupo de elementos...

Cuando tienes una idea, un proyecto de vida apasionado e interesante... es ahí cuando tu suerte comienza.

Estos son elementos que se necesitan para que una suerte normal, se convierta en una buena suerte que sea altamente extraordinaria...

Pero extraordinaria para tu vida y el camino que te llevará a concretar la meta:


  • Búsqueda
  • Investigación
  • Dedicación
  • Lectura
  • Enfoque
  • Esfuerzo
  • Sacrificio
  • Mucho trabajo

En el punto del esfuerzo, se necesita hacerlo todos los días, con disciplina para que tus deseos más profundos se vean realizados.

El poder de los pequeños esfuerzos diarios te darán edificación para cualquier cosa que quieras construir, pero es importante decirte que nunca debes claudicar por más complicado que se vea el panorama o llegues a un punto de desánimo que cambies de dirección.

Un esfuerzo diario es sacrificio y mucho trabajo para cualquier cosa que quieras hacer y poco a poco vas ir subiendo escalones o niveles hasta alcanzar ese objetivo. Y luego otro y otro.

Una buena suerte depende de ti, todos esos elementos antes mencionados es acción masiva e inspirada y cuando esto sucede Dios te premia porque Dios premia la acción.

Recuerda accionar, porque el movimiento es vida y todo suma.

Por último, tu buena suerte depende de ti, de nadie más... y esta se verá multiplicada cuando te das cuenta que trabajar en beneficio de los demás es lo mejor.

Con Aprecio
Cuaumaciel
Un gran Abrazo.